martes , noviembre 13 2018
INICIO / OPINIÓN / EL SOFISMO NUNCA HA SIDO ALIADO DE REVOLUCIONES por Demetrio Sánchez

EL SOFISMO NUNCA HA SIDO ALIADO DE REVOLUCIONES por Demetrio Sánchez

 

Los actores políticos en Venezuela tenemos la responsabilidad de identificar bien los fenómenos para tener un diagnostico acertado sobre los problemas que enfrenta nuestra sociedad, particularmente el pueblo trabajador de la ciudad y el campo.

Cuando no se es coherente en el discurso y se llaman las cosas por otro nombre que no permiten conocer la esencia del fenómeno no contribuimos a que el pueblo revolucionario pueda identificarlos correctamente para organizarse, planificar y enfrentar esos problemas, normales y lógicos del sistema capitalista.

Como ya hemos mencionado, reiteradas veces pero poco escuchados producto del veto de los medios de difusión, públicos o privados: en Venezuela no hay socialismo, ni existe tal “guerra económica” sino que estamos en un sistema capitalista y estamos viviendo quizás la peor crisis capitalista en nuestro país.

El boicot a la producción, el acaparamiento, la especulación, la usura y el pretendido saboteo internacional de parte del imperialismo, entre otros, son acciones propias del mismo sistema capitalista.

El principal enemigo de una revolución es el imperialismo, fundamentalmente el capitalismo. Es un desacierto pensar que tales expresiones de poder,  no van a utilizar sus recursos para debilitar al gobierno y apretar con sus mecanismos para detener y hacer retroceder la Revolución Bolivariana.

Señalar simplemente que hay “guerra económica” pero no tomar medidas revolucionarias para combatir el boicot, el acaparamiento y la especulación no es suficiente.

Al capitalismo, enemigo fundamental de todo proceso revolucionario, no podemos exigirle que actúe por buena fe y no evite que avancemos en nuestro programa de liberación nacional y socialismo científico, real, feminista, del siglo XXI, ecologista, etcétera, pero socialismo científico: donde mandan los obreros.

Para contrarrestar los embates del capitalismo debemos conocer las leyes naturales del sistema capitalista y con sus mismas leyes impulsar las transformaciones sociales que demanda la historia para radicalizar el Proceso Bolivariano y avanzar en la anhelada Patria Socialista.

Se debe brindar respuesta a la hiperinflación, controlar los precios, acabar con el boicot a la producción, acabar con el acaparamiento, poner coto a la usura, esto, no lo vamos a lograr con legislación o procedimientos policiales,  sino con las propias leyes naturales de la economía.

Para acabar con el boicot a la producción hay que producir más y superiormente más que los monopolios de la producción, hay que inundar la economía de productos de la cesta básica y de consumo masivo para obligar al capitalista a no acaparar, para que pierda el monopolio, hay que obligar al capitalista a no acaparar acabando con su mercado, al perder el negocio de tener que acaparar para revender a precios extremadamente exagerados, hay que controlar el transporte, almacenamiento y la distribución pero produciendo más y mejor que el capitalista, para que su negocio no sea BOICOTEAR, ACAPARAR Y ESPECULAR.

Y eso no ocurrirá por buena fe del capitalista y del imperialismo, se requiere tomar medidas revolucionarias que golpeen al capital para hacerlo rendirse ante nuestro programa de liberación nacional: entre tantas medidas; colocar el sistema financiero al servicio de los intereses de la nación, nacionalizando la banca, financiando e invirtiendo en la producción nacional en empresas de propiedad social y creando nuevas; nacionalizando las importaciones, ni un dólar para la burguesía, si se requieren insumos que obviamente no producimos, que el productor lo solicite y el estado sin otorgarle divisas al burgués, importe directamente y coloque en el mercado nacional tales insumos; cooperar para que cambien las relaciones sociales de producción, que los trabajadores puedan sindicalizarse sin trabas burocráticas del ministerio del trabajo, sancionando la ley de consejos socialista de trabajadores que tiene mas de 12 años engavetada, que termine la pretensión de criminalizar la protesta y lucha de sectores del campesinado, trabajador y comunero; hacer una profunda reforma tributaria que peche al capital; cesar con el sofismo, diagnosticando correctamente los problemas para que juntos, con dirección colectiva del proceso, podamos derrotar al capitalismo y al imperialismo en aras de construir el socialismo en Venezuela.

BOICOTEAR, ACAPARAR Y ESPECULAR es un negocio en el que están inmersos agentes del capitalismo y agentes del propio aparato burocrático del poder; para acabar con ese negocio hay que señalarlos también, diagnosticando correctamente y produciendo más y mejor que los monopolios con nuevas relaciones sociales de producción.

 

 

 

Opinión: Demetrio Ramón Sánchez Silva (militante del PCV)

Correo electrónico: demetriostereo@gmail.com

Twitter: @demetriostereo

Transcripción A.C.A.: Carlos Romero (C.N.P. 24.081)

Acerca de acaeslanoticia

Verifica También

Emmanuel Macron en la Conmemoración del Armisticio de 1918 (foto: EPA)

Macron a 100 años del armisticio de la I G.M. “El patriotismo es lo contrario del nacionalismo”

  (ANSA) – PARIS, 11 NOV – El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó hoy que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *