martes , octubre 15 2019
INICIO / INTERNACIONALES / Ellsberg entrevistado por Goodman: “Cargos por espionaje contra Assange constituyen el ataque contra la prensa más significativo en décadas” (+Video)

Ellsberg entrevistado por Goodman: “Cargos por espionaje contra Assange constituyen el ataque contra la prensa más significativo en décadas” (+Video)

Mientras el Departamento de Justicia levanta 17 cargos por violación a la Ley de Espionaje contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, conversamos con Daniel Ellsberg, el denunciante de los Papeles del Pentágono. En 1971 fue acusado de violar la Ley de Espionaje por filtrar un informe ultra secreto de la participación estadounidense en Vietnam al periódico The New York Times y a otros medios de prensa. En aquel momento, Ellsberg enfrentaba más de cien años de cárcel. Le dice a Democracy Now! “En realidad, no hubo un ataque contra la libertad de prensa más significativo en décadas… desde mi caso en 1971”.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! Soy Amy Goodman. Continuamos analizando la decisión sin precedentes del Departamento de Justicia de EE.UU. de imputar formalmente al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, con 17 cargos de espionaje por publicar documentos militares y diplomáticos de EE. UU. que expusieron los crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos. Assange enfrenta una sentencia de hasta 170 años de prisión.
Hoy nos acompaña el denunciante de los Papeles del Pentágono, Daniel Ellsberg. Ellsberg fue acusado a principios de los años 70 de violar la Ley de Espionaje por filtrar un informe ultra secreto sobre la intervención de Estados Unidos en Vietnam al periódico The New York Times y a otros medios de prensa. Ellsberg se enfrentaba a una posible sentencia de más de 100 años en prisión. Fue analista militar y trabajó con el Pentágono y la Corporación RAND.
Daniel Ellsberg nos acompaña desde Berkeley, California. Dan, bienvenido de nuevo a Democracy Now! ¿Cuál es su respuesta a esta serie de acusaciones sin precedentes contra Julian Assange?
DANIEL ELLSBERG: Bueno, Amy, yo estaba aquí sentado escuchando su impresionante letanía sobre los eventos que están sucediendo en este momento en EE.UU. Empezó mencionando a la primera ministra británica, [Theresa] May, y sus grandes esfuerzos terminados en fracaso para abandonar la Unión Europea, el llamado Brexit. Y me hizo pensar en las otras noticias sobre los esfuerzos del presidente Trump por abandonar la Constitución estadounidense. Mencionó la Enmienda 14 que está bajo ataque.
Ayer fue un día que quedará marcado en la historia del periodismo, y de las leyes y las libertades civiles en este país, porque lo ocurrido fue un ataque directo a la Primera Enmienda, un ataque sin precedentes. De hecho, no ha habido un ataque tan significativo contra la libertad de prensa, contra la Primera Enmienda, la cual es la base de nuestra república y de nuestra forma de gobierno, desde mi caso en 1971, hace 48 años. Pero yo fui procesado como fuente. Y advertí entonces a los periodistas que, si yo llegaba a ser condenado, aquel no sería el último procesamiento de una fuente. Bueno, no fui condenado. Los cargos fueron retirados por mala conducta gubernamental. Pasaron otros 10 años antes de que alguien más enfrentara de nuevo ese cargo bajo la Ley de Espionaje, Samuel Loring Morison, y no fue hasta el gobierno del presidente Obama que se presentaron nueve casos, tal y como yo había estado advirtiendo durante mucho tiempo.

Pero en realidad mi advertencia era que eso no se iba a frenar ahí, sino que casi de manera inevitable habría un ataque más fuerte y directo contra los cimientos del periodismo, contra directores, editores y contra los mismos periodistas. Y eso fue lo que vimos ayer. Ese es un nuevo frente en la guerra del presidente Trump contra la libertad de prensa, la cual él considera como el enemigo del pueblo.
AMY GOODMAN: ¿El Gobierno de Trump afirma que Julian Assange no es un editor ni un periodista y que por eso no está protegido por la Primera Enmienda?
DANIEL ELLSBERG: Ante esta nueva acusación… permítame corregir algo que todo el mundo está diciendo y que no es correcto del todo. Assange no solo se enfrenta a una posible condena a 170 años de prisión. Eso se debe a los 17 cargos en base a la Ley de Espionaje, que conllevan 10 años de prisión cada uno. Además de eso, todavía está enfrentando el cargo de conspiración, que conlleva cinco años de prisión, con el cual comenzó todo hace unas semanas. Yo estaba seguro de que el Gobierno no quería mantener a Julian Assange en la cárcel por solo cinco años. Así que estos cargos bajo la Ley de Espionaje eran de esperarse. En verdad, yo esperaba que fueran presentados más tarde, después de su extradición, porque añadirlos en este momento hace que ahora sea un poco más complicado para el Reino Unido extraditarlo, según entiendo. Se supone que no pueden extraditarlo por delitos o motivos políticos, y es obvio que esto tiene que ver con motivos y delitos políticos. Entonces, desde el punto de vista de Julian Assange, esto hace que la extradición sea un poco más difícil.
¿Por qué presentaron los cargos ahora? Bueno, volviendo a mi caso, yo enfrenté solo 11 cargos bajo la Ley [de Espionaje], cada uno con una posible pena 10 años en prisión, mas un cargo de conspiración que acarreaba cinco años. Así que me enfrentaba exactamente a 115 años de prisión. Assange se enfrenta exactamente a 175 años. Ahora bien, eso no supone ninguna diferencia. En ambos casos se trata de cadena perpetua.
Creo que presentaron estos cargos tan pronto porque tenían hasta el 12 de junio para presentar todos los cargos que planeaban incluir en el proceso de extradición. Y no asumo que vayan a ser los últimos. Todavía tienen un par de semanas para presentar nuevas acusaciones.
Comenzaron el proceso con un cargo que hacía que Julian no pareciera un periodista normal. La ayuda para hackear una contraseña sonaba como algo que, incluso en la era digital, tal vez la mayoría de los periodistas no harían, y con ello esperaban evitar que otros periodistas lo apoyaran.
En este caso, cuando tuvieron que presentar su cargo más importante, es periodismo puro. Mencionan, por ejemplo, que Assange solicitó material investigativo, solicitó información clasificada, algo terrible, ya que no la recibió de forma pasiva en su buzón de correos. No puedo ni recordar cuantas veces que me han solicitado información clasificada, comenzando por los Papeles del Pentágono, pero mucho después de eso, y esas peticiones fueron realizadas por todos y cada uno de los miembro de la prensa responsable con los que he tratado: The New York Times, The Washington Post, AP y todos las demás. Eso es periodismo. Entonces, creo que lo que han hecho ha provocado que todos los periodistas se hayan dado cuenta de que ahora ellos son el blanco. Es posible que no supieran lo suficiente acerca del proceso digital para ayudar a una fuente a ocultar su identidad mediante el uso de nuevas contraseñas, como se acusó a Julian.
Tal vez no sean capaces de hacer eso. Pero cada uno de ellos ha solicitado y recibido con entusiasmo información clasificada. Cada periodista, no solo en este país y no solo a nivel federal… La casa de Brian Carmody en San Francisco fue allanada con mazos para incautar todo su material en busca de su fuente relativa a una disputa local. Detuvieron a Daniel Hale, de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Creo que el presidente Trump, en efecto, ha abierto las puertas a este tipo de procedimientos en jurisdicciones estatales y de condados, y sin duda en otros países, que tal vez no tienen una Primera Enmienda, pero que buscan algún precedente para Estados Unidos. Eso es lo que esto puede hacer. Así que hay una guerra a gran escala y en múltiples frentes, no solo en este país, y el presidente Trump está liderando el camino.
AMY GOODMAN: Vamos a hacer una pausa y regresaremos a nuestra conversación. Pero primero vamos a reproducir un video de Jeremy Scahill y The Intercept hablando sobre la guerra de Trump contra los denunciantes. Estamos hablando con Daniel Ellsberg, uno de los denunciantes más famosos del mundo. En 1971 era un prominente analista de defensa cuando filtró un informe ultra secreto sobre la participación estadounidense en Vietnam al periódico The New York Times y otras publicaciones, los documentos son conocidos como los Papeles del Pentágono y jugaron un papel clave en el fin de la guerra de Vietnam. No se vayan.

Información complementaria en video cortesía, democracynow.org :

Traducido por Iván Hincapié. Editado por Igor Moreno Unanua y Democracy Now! en español.

Información: .democracynow.org/es|
Transcripción y Embeds (Videos | Tweets): Lcdo. Carlos Romero |C.N.P. 24.081|
Otras Noticias A.C.A.:Jorge Rodríguez denunció porte de “armas de la GNB” de personal de seguridad de Guaidó

Acerca de acaeslanoticia

Verifica También

Ramón Goyo Presidente de la Asociación Venezolana de Exportadores Avex Foto: Captura de Pantalla

Avex: exportar es la única salida para asegurar sobrevivencia de empresas nacionales (+Video y Tweet)

Internacionalizar las empresas venezolanas a través de las exportaciones es la única vía para enfrentar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *